Skip to content Skip to footer

Sobre mí

Mi nombre es María. Perceptiva y curiosa, siempre me ha movido un fuerte impulso de búsqueda que me ha llevado a descubrir diferentes ámbitos profesionales, múltiples realidades culturales y, sobre todo, a bucear en mi interior para entender quién soy, hacia dónde voy y para qué.
Actualmente me dedico a acompañar a otras personas en su propio camino de búsqueda, para que recuperen la libertad de Ser auténticos, recuerden su inocencia y conecten con la belleza de su vulnerabilidad.

Para saber más sobre mí...

Después de licenciarme en Publicidad y Relaciones Públicas, me especialicé en Comunicación Política y Corporativa, un sector al que dediqué ocho años trabajando en empresas y consultoras de Comunicación y Asuntos Públicos, y del que obtuve importantes aprendizajes sobre comunicación interpersonal por los que me siento profundamente agradecida.

El estrés, la enfermedad y una crisis personal me llevaron a surcar nuevos caminos buscando darle más sentido a la vida. 

Después de viajar por Asia, viví dos años en la India donde tuve la suerte de colaborar en proyectos de cooperación al desarrollo como el de la Fundación Vicente Ferrer. En el Sivananda Ashram aprendí a practicar Hatha yoga, y también en este país inicié la práctica de la meditación a través de la que comprendí que en nosotros están las respuestas que buscamos, y que todo lo externo refleja nuestro estado de consciencia y nos muestra lo que necesitamos para evolucionar.

"La vida es solo una pregunta, tú eres la respuesta"

Tulku Lobsan Rimpoche

Bajo la influencia oriental de la filosofía Advaita, me adentré en el mundo de la Psicología Transpersonal, y conocí valiosas herramientas propias de la terapia occidental como la Programación Neurolingüística (PNL), la Hipnosis Ericksoniana, la Comunicación No Violenta (CNV), la Terapia Sistémica, la Bioenergética, el Movimiento Auténtico, la Terapia Corporal Integrativa (TCI) o el trabajo simbólico con el inconsciente.

A lo largo de este camino he ido descubriendo el sentido que la vida tiene para mí: evolucionar y despertar, soltando el sufrimiento y acercándonos cada vez más al Amor que somos. Para ello es necesario realizar un proceso de auto-conocimiento en el que reconocer heridas y desprenderse de todo lo que entra en conflicto con nuestra naturaleza esencial.

Este camino de transformación personal me ha llevado más allá de mí, me ha permitido ampliar la mirada, y encontrar un espacio interior de autenticidad, calma y alegría desde el que disfrutar, sostener las dificultades y estar más presente en la realidad.

De este proceso surge el trabajo terapéutico transpersonal de la Comunicación Auténtica, y con él mi anhelo de compartir los recursos que he aprendido y de acompañar a otros seres en su propia aventura hacia ellos mismos.

Ir hacia arriba