Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La valentía de decir ‘Sí’ a todo tal y como es

La valentía de decir 'Sí' a todo tal y como es

Las palabras mágicas para iniciar un verdadero cambio son: ‘Sí a la todo tal y como es’; solo desde la paz de la aceptación podemos dirigirnos a lo nuevo.

A veces no entendemos lo que pasa, muy a menudo nos parece que la vida no tiene sentido y que las cosas salen del revés, como describe la conocida frase de ‘Dios escribe recto con renglones torcidos’.

‘¿Cómo ha podido suceder esto? ¡Esto no es justo! ¡No tiene sentido! ¿Por qué ahora? ¿Por qué así?’.

Aunque no entendamos los ‘por qué’, todo lo que nos sucede tiene un sentido profundo que la mente solamente a veces puede atisbar. Y aunque no entendamos ese motivo oculto si podemos preguntarnos ‘¿Para qué?’, ‘¿Para qué sucede esto ahora? ¿Qué puedo hacer con ello?’. Y desde ahí, aprovecharlo e incluso cambiarlo.

Cualquier situación que vivamos es necesaria para la vida, para la evolución, para nuestro crecimiento, para fines que nuestra mente no alcanza a entender.

Si digo ‘no’ a lo que es, ‘esto no me gusta’, ‘esto no me conviene’, ‘esto no lo quiero’, ‘esto no debería ser así’ … Me estoy enfrentando con la realidad en vez de fluir con ella, y luchar contra la vida trae frustración y una derrota asegurada.

Decir ‘sí a todo tal y como es’ y extraer el jugo de cada situación es una elección consciente, una actitud que se entrena y que da fruto.

Decir ‘sí’ es posibilitar el cambio:

Si dices ‘no’ luchas y te quedas atascad@ en esa realidad, intoxicado por las mismas emociones, reproduciéndolas continuamente.

Si dices ‘sí’ experimentas, transitas, recoges el aprendizaje, agradeces y después puedes soltar e ir hacia lo nuevo.

El ‘sí a todo tal y como es’ requiere adoptar una actitud interna de apertura, curiosidad y responsabilidad:

Una actitud de apertura a todas las propuestas que la vida pueda traer, por extravagantes o inapropiadas que a la mente le parezcan.

Mirada de principiante y curiosidad para no dar nada por sentado y descubrir la realidad como algo nuevo momento a momento.

Responsabilidad de las emociones que una circunstancia te genera y amor para abrazarlas y cuidar de ti.

Solamente en la vida puedes encontrar la fuerza necesaria para cambiar: solo a partir de lo que la vida trae puedes elegir hacia donde quieres ir. Si niegas la vida, niegas la posibilidad de cambio.

El ‘sí’ es el punto de partida para cualquier transformación, el ‘no’ te condena a la repetición.

Acógelo todo, di sí, agradece, suelta lo que ya no quieres y elige lo que es para ti.

Dejar un comentario

12 + diecisiete =

Ir hacia arriba